RSS

Síndrome de Couvade: Cuando los hombres se embarazan..!

01 Ago

Es la presencia de síntomas del embarazo en los futuros padres. Diversos investigadores lo han descrito, desde la década del 70 dándole el nombre de “síndrome del couvade” del francés que significa “que quiere salir del cascarón”. Los síntomas son múltiples como nauseas, vómitos, dolor abdominal, dolor de espalda, dolor de muelas, fatiga y sueño. En nuestra experiencia, hemos identificado algunos casos y en la mayoría de los hombres los síntomas son sutiles, normalmente un poco de ganancia de peso y dolores inexplicados. Otros hombres tienen “embarazos en espejo”, es decir, van teniendo los mismos síntomas y en el mismo momento en que sus esposas los presentan.

Nuevas evidencias explican que la causa de esta extraña, pero no poco frecuente afección, puede encontrarse en dos esferas: una meramente psicológica y otra orgánica, aunque ninguna está comprobada.

En el plano psicológico, Se ha observado que este síndrome se presenta más en las parejas que esperan con mayor ansiedad a su bebé, ya sea porque han tenido una historia de pérdidas o porque ha tenido dificultad en lograr el embarazo. También en aquellos casos en que llega en forma inesperada y se vive rápidamente un estado emocional intenso, respecto a lo que significa la crianza de este nuevo hijo.

En el plano biológico, no se puede excluir la posibilidad, de que la mujer a través de la respiración, elimine mediadores hormonales que sean percibidos por el varón. Diversos estudios realizados en mamíferos e insectos han demostrado la existencia de este tipo de transmisiones hormonales por vía aérea, es decir, que al aplicar determinada sustancia a una hembra, el macho comienza a manifestar comportamientos semejantes sin mayor contacto que compartir el espacio físico. No obstante, estos estudios aún no son concluyentes al hablar de seres humanos.

Hormonas: Un anuncio precoz

No es difícil encontrar parejas que refieran tener los mismos síntomas, a veces los llamados antojos y otras veces los hombres refieren síntomas extraños aun sin saber que la mujer se encontraba embarazada o incluso antes de que ella misma perciba los síntomas iniciales de embarazo. Situaciones como esta son las que evidencian la presencia de algún receptor hormonal en los varones que permitiría detectar muy precozmente los cambios que se producen en la mujer cuando el óvulo ha sido fecundado.

Lo que sí se ha podido comprobar en el hombre durante el embarazo es un aumento en sus niveles de hormonas como estrógenos, prolactina, cortisol y testosterona, que lo predisponen a asumir la paternidad, aunque esto no se relaciona con el síndrome aquí descrito.

También se encuentran niveles elevados de prolactina en el hombre durante las semanas que siguen al nacimiento del hijo. Un equipo de investigación canadiense informó que los hombres tienen una respuesta hormonal durante el embarazo que se sincroniza a sus compañeras, incluso existe una disminución en el posparto de la hormona testosterona. Además, el grado de esta respuesta hormonal se correlación con el número de síntomas que un hombre presenta.

Es común que los pacientes que presentan estos síntomas se preocupen de lo que les está pasando, porque no presentan ninguna enfermedad aparente. Se rehúsan a pensar que pueda ser el embarazo, porque piensan que “eso es cosa de locos” y no creen que sea posible que les esté ocurriendo lo que debiera sucederle a su señora.
En este sentido, es importante que tanto las parejas como los profesionales sepan que existe un síndrome que afecta a un grupo de varones mientras sus señoras esperan al bebé, para que no se desesperen ni piensen que algo malo está pasando.

Por lo general, una vez que se asume esta condición, los síntomas disminuyen o desaparecen y la angustia por una posible enfermedad se convierte en un sentimiento de satisfacción por la particular experiencia que está viviendo.

Sin embargo, existen casos en los cuales los síntomas persisten y se hace necesario recurrir a exámenes para descartar úlceras gástricas u otras afecciones o suministrar medicamentos como antiespasmódicos o antieméticos. Se han documentado casos de intenso dolor de parto en varones, semejantes a la apendicitis, que han llevado a los pacientes a ser hospitalizados de urgencia, casi al mismo tiempo que su mujer se encuentra en la sala de partos.

Como sea, la experiencia de maternidad y paternidad es más complejo de lo que nosotros sabemos en la actualidad, lo principal es mantener la calma y disfrutar de este “privilegio” que la naturaleza les otorga a algunos papás, pues es la oportunidad de experimentar en un mínimo aspecto los cambios que trae consigo un bebé y de asumir más tempranamente el sentimiento de paternidad que suele manifestarse en forma tardía en los hombres. Además, les permite comprender mejor a sus parejas y apoyarlas con mayor convicción y tolerancia durante los meses de espera.

Extraído de Wynne-Edwards K y Reburn C, “Studies hormonal changes in expectant fathers and hormone-behavior interactions in other animal models”; Scientific American TREE 15(11):2000.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 1 agosto, 2011 en Articulos y Comentarios, Varios

 

Etiquetas:

Dime que opinas:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: