RSS

PowerPoint es un software que idiotiza

06 Ago

Lo afirmó el Pentágono y es también la tesis del libro de un periodista francés, Franck Frommer, Pensamiento ppt. El programa manipula el discurso y anula el razonamiento

Creado en 1987, el PowerPoint está diseñado para elaborar presentaciones audiovisuales a modo de apoyo de una exposición oral. Rápidamente se convirtió en una herramienta de comunicación muy usada por las empresas. Hoy, casi no existe campo de la actividad a la cual no lleguen los powerpoints y su desfile de diapositivas con imágenes, viñetas y puntos destacados: oficinas, escuelas, consejos de administración, agencias de publicidad, campañas políticas…

El libro de Frommer, El pensamiento Power Point: indagación sobre este programa que te vuelve estúpido, presenta un balance lapidario de los resultados de la omnipresencia de este software: la “cultura ppt” se ha convertido en una poderosa máquina de falsificación y de manipulación del discurso que lo transforma en un espectáculo en el cual el razonamiento y el rigor ya no tienen cabida. Frommer, periodista y especialista en web y comunicaciones, acusa al PowerPoint de imponer modelos de pensamiento surgidos del mundo de la informática, la comunicación y las consultoras, y un lenguaje particularmente indigente que, sencillamente, idiotiza.

El PowerPoint lleva al expositor a repetir como un mantra las frases que aparecen en la pantalla ante un público que asiste anestesiado a la proyección y que no retendrá gran cosa de lo visto. El programa anula la dinámica del razonamiento y suprime “el intercambio y la interacción” entre los ponentes y el público, afirma el autor del libro.

Podría pensarse que se trata de un juicio extremadamente duro, pero al parecer, a la misma conclusión ha llegado el general de los Marines estadounidenses James N. Mattis: “El PowerPoint nos vuelve estúpidos”, dijo en abril de 2010. También el general McChrystal acusó al programa de ser el enemigo nº1 del ejército de los Estados Unidos: “Cuando hayamos entendido esas diapositivas, habremos ganado la guerra”, afirmó.

Si la tesis de Frommer es cierta, el problema no es menor: PowerPoint tiene 500 millones de usuarios en el mundo, lo que elevaría el daño a la categoría de pandemia.

La expansión de esta herramienta informática se desarrolló al compás de la difusión de nuevas prácticas empresariales, como el trabajo en equipo, una mayor horizontalidad e interdisciplinariedad y la apelación a consultores externos. Esto trajo más reuniones, más colaboración entre distintas áreas y servicios y la modalidad de desarrollo de proyectos.

Entrevistado por la revista francesa L’Express, Frommer fue categórico: “Hoy el PowerPoint no sirve más para apoyar un discurso, ha reemplazado al discurso. En las reuniones, los que toman la palabra se contentan frecuentemente con leer sus diapositivas y distribuirlas entre sus colaboradores. Ahora bien, el principio de PowerPoint es el de ser simple y muy esquemático. En cada imagen, el campo para escribir es muy limitado y por lo tanto hay que resumir el pensamiento en pocas palabras”. El resultado, siguió diciendo Frommer, es que “la forma condicionó el fondo del pensamiento; todo lo argumental, las demostraciones, los conectores lógicos han desaparecido y se pasa por alto lo esencial”. El especialista cita el ejemplo de la NASA que, dice, “cuestionó fuertemente a los ppt por el accidente del transbordador Columbia en 2003″ ya que “a causa de los elementos discursivos y gráficos de una diapositiva, los expertos dejaron pasar un elemento esencial que podría haberlos alertado sobre la posibilidad de un accidente”.

Según Frommer, “con PowerPoint ya no se está en el campo de la información sino en el de una forma de diversión: un ppt logrado debe ser corto, lúdico y seductor”, pero “al simplificar al máximo el discurso, se impide todo debate de ideas”.

Este software, sostiene el periodista, da una ilusión de argumentación: “Desde el momento en que una información es proyectada en una pared, que hay esquemas, eso da la sensación de que la demostración es casi científica. Sea cual sea el contenido de las diapositivas, un PowerPoint da imagen de autoridad. Más aún, tiene un efecto hipnótico. La gente que asiste a la presentación está en una actitud pasiva. Nadie osa interrumpir el discurso y como se pasa de un tema al otro en cada diapositiva, ningún debate verdadero nace de un ppt”.

Los pronósticos no son buenos. Lejos de ceder terreno, “las diapositivas tienen a invadir también la escuela, advierte Frommer, lo que es inquietante porque se trata del período durante el cual se forja el espíritu crítico”.

Fuente: infobae

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 6 agosto, 2011 en Varios

 

Etiquetas: ,

Dime que opinas:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: