RSS

Archivos Mensuales: enero 2012

La epidemia de obesidad infantil: Más datos pero pocas respuestas

El riesgo de obesidad en niños se ha relacionado con las prácticas de alimentación infantil, exposición a los medios, la falta de sueño, y la deficiencia de vitamina D.

 No es de extrañar que la obesidad está relacionada con lo que alimentamos a nuestros hijos, pero los datos recientes también han ligado el riesgo de la obesidad con la alimentación infantil y las prácticas de destete. Un estudio demostró que la introducción de alimentos sólidos antes de los 4 meses de edad aumenta significativamente el riesgo de obesidad a la edad de 3 años en los alimentados con fórmula -, pero no alimentados con leche materna – los niños ( JW Pediatr Adolesc Med 02 de marzo 2011 ). En otro estudio, el riesgo de obesidad fue de 30% más alto en dos años de edad que todavía se utiliza una botella en comparación con quienes no lo hicieron ( JW Pediatr Adolesc Med 05 de octubre 2011 ). Como lo resumió uno de nuestros editores, “Las recomendaciones inconsistentes y vacilantes con respecto al momento de la introducción de alimentos sólidos reflejan tanto la débil evidencia y el hecho de que la recomendación ideal probablemente es diferente para las diferentes poblaciones.” ( JW Pediatr Adolesc Med 02 de marzo 2011 )

Independientemente de cómo, cuándo, o lo que los niños se alimentan, la obesidad se produce cuando la ingesta de energía supera el gasto calórico. Como se discutió en el ensayo de Año en revisión sobre el uso de los medios de comunicación en los niños ( JW Pediatr Adolesc Med 28 de diciembre 2011 , considerable evidencia implica los medios de comunicación para alterar el equilibrio relativo entre estas dos variables, y la Academia Americana de este año de la declaración política de Pediatría de la Infancia, adolescentes, la obesidad, y los medios de comunicación ( JW Pediatr Adolesc Med 27 de julio 2011 ) se refiere a la evidencia emergente que une un mayor tiempo de los medios de comunicación con la obesidad infantil. A pesar de los medios de comunicación, específicamente “exergaming”, se ha demostrado que aumentar el gasto energético en los niños mediante el logro de los niveles de bienestar físico actividad comparable a caminar en una cinta de 3 millas por hora (intensidad JW Pediatr Adolesc Med 27 de julio 2011 ), jugar videojuegos y ver la televisión también se han asociado positivamente con una mayor ingesta de calorías, las dietas altas en grasas, beber más refrescos y comer menos frutas y verduras ( JW Pediatr Adolesc Med 22 de junio 2011 ). utilizar los medios de comunicación también puede conducir a la privación del sueño y el aumento de las conductas sedentarias, lo que aumenta el riesgo de obesidad. En un estudio longitudinal, cada hora adicional de sueño entre las edades de 3 y 5 años se asoció con una reducción del 60% en el riesgo de sobrepeso (JW Pediatr Adolesc Med 06 de julio 2011 ).

En la búsqueda continua de las intervenciones que pueden prevenir y tratar la obesidad infantil, los investigadores australianos descubrieron que una de 6 meses centrado en el niño programa de actividad física y un padre centrado en programa de modificación de la dieta de cada reducción de índice de masa corporal (IMC) z puntuaciones y circunferencia de la cintura en edad prepuberal los niños con sobrepeso y que la combinación de las intervenciones fue más efectiva que cualquiera de los programas solo ( JW Pediatr Adolesc Med 27 de abril 2011 ). Sin embargo, en un ensayo controlado aleatorio, la reestructuración de las prácticas de atención primaria de la adopción de un enfoque de manejo de enfermedades crónicas a la obesidad no se tradujo en una menor índice de masa corporal en niños en comparación con la atención habitual ( JW Pediatr Adolesc Med 25 de mayo 2011 ). Afortunadamente, un análisis combinado de cuatro grandes estudios a largo plazo indican que los niños pueden reducir su riesgo de enfermedad cardiovascular si logran un IMC normal cuando sean adultos, lo que sugiere que nunca es demasiado tarde para fomentar estilos de vida saludables en nuestros pacientes ( JW Pediatr Adolesc Med 16 de noviembre 2011 ). Por último, deficiencia de vitamina D (<50 nmol / L) se asoció ligeramente con mayores aumentos en el IMC en niños en edad escolar durante un período de 2,5 años ( JW Pediatr Adolesc Med 08 de diciembre 2010 ). Si sólo la solución a la obesidad infantil fuera así de simple.

– Alain Joffe, MD, MPH, FAAP

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 enero, 2012 en Uncategorized

 

El fondo para el paludismo se ve obligado a reducir donaciones.

Autora: Kate Kelland

La organización más importante que respalda la lucha contra el SIDA, la tuberculosis y el paludismo dijo recientemente que estaba recortando nuevas donaciones para los países que luchan contra estas enfermedades e incorporando a un nuevo director para garantizar una mejor administración.

La acción tomada por el Fondo Mundial para la Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y el Paludismo retira la responsabilidad de la dirección a Michel Kazatchkine, actual director ejecutivo y esto significa que el fondo no hará nuevas donaciones o financiamiento hasta el año 2014.

Un portavoz dijo que hasta entonces cualquier país de ingresos bajos y medianos con donaciones del Fondo Global que expiren puede solicitar una financiación para mantenimiento de urgencia que lo respalde.

Después que se reunió su junta de consejo en Accra, Ghana, el Fondo Global dijo en una declaración: «Las dificultades presupuestarias considerables en algunos países donantes, complicadas por las tasas de bajo interés, han afectado en grado significativo los recursos disponibles para una nueva financiación con donaciones».

«En consecuencia, el Fondo Global sólo podrá financiar servicios esenciales para los programas actuales que van a llegar a su conclusión antes de 2014».

El Fondo Global público-privado, con sede en Ginebra, representa alrededor de una cuarta parte de la financiación internacional para la lucha contra la infección por VIH y el SIDA así como la mayor parte de los fondos contra la lucha para la tuberculosis y el paludismo. Fundado en 2002, recauda recursos económicos de donantes cada tres años.

Hasta el momento, ha destinado 22,400 millones de dólares en 150 países para apoyar la prevención a gran escala, los programas de tratamiento y de atención para las tres enfermedades. Pero en años recientes ha luchado por persuadir a los donantes internacionales para que contribuyan con suficiente dinero para su trabajo y ha afrontado acusaciones de una regulación laxa de los recursos económicos.

El Fondo designó una comisión para el análisis de sus procedimientos en marzo después de la notificación de un «grave mal uso de fondos» en cuatro países receptores, una acción que obligó a algunos donantes como Alemania y Suecia a congelar sus donaciones.

Entre otras recomendaciones, el comité de revisión dijo que el Fondo Global debiera adoptar un enfoque de control de riesgo para financiar programas que tomen en cuenta debidamente a cuáles países se les podría confiar su dinero.

En la declaración reciente, el Fondo aseveró que se asignaría a un nuevo director general para que «trabaje en colaboración con el director ejecutivo» y ayude a «llevar a la organización por una fase de transformación en los próximos 12 meses».

Un portavoz dijo que se tomaría una decisión en este periodo «con relativa rapidez» y la persona asignada sería un «director probado y comprobado con experiencia en esta clase de trabajo».

El vocero Andrew Hurst dijo a Reuters: «Es un trabajo completamente absorbente y francamente sería muy difícil que el director ejecutivo hiciera esto junto con otras funciones».

En su última conferencia para recaudar fondos en 2010, el Fondo Global no logró obtener los 13.000 millones de dólares como mínimo que dijo que necesitaba para mantener la lucha global en contra de las tres enfermedades mortales.

Los 11.500 millones de dólares que recaudó tampoco llegaron a los 20.000 millones de dólares que se le pidieron para que pudiesen aumentar sus esfuerzos los países más afectados.

La organización de asistencia médica internacional Médicos Sin Fronteras declaró que le inquietaba la decisión sin precedente del Fondo Global para reducir nuevas donaciones, sobre todo en un tiempo en que los últimos datos sobre el VIH y el SIDA están señalando que el obtener fármacos contra el SIDA para las personas en una etapa más temprana podría darle un giro completo a la epidemia.

Tido von Schoen-Angerer de MSF dijo: «Hay una incongruencia terrible entre la nueva ciencia relativa al VIH y las promesas políticas, por una parte, y la realidad de la financiación que ahora se está poniendo en marcha, por la otra». «Los donantes están quitando recursos a las personas que viven con VIH/SIDA precisamente en una época en que necesitamos redoblar más los esfuerzos».

En su último informe, el director del programa de las Naciones Unidas para el SIDA dijo que los últimos 12 meses han sido «un año de modificación del panorama» en la lucha contra la pandemia y expresó optimismo de que el tratamiento salvavidas del SIDA esté comenzando a reducir la tasa de nuevas infecciones.

 

 

Copyright 2012 WebMD, Inc. Todos los derechos reservados. Queda expresamente prohibida la reproducción y la distribución total o parcial de los Contenidos de Medscape o de Medcenter sin la autorización previa y por escrito de WebMD.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 enero, 2012 en Articulos y Comentarios, salud

 

A la mayoría de los adolescentes se les pasa la conducta autodestructiva con la edad

Autora: Caroline Cassels

Sin embargo, en los que no ocurre esto aumenta el riesgo de desenlaces desfavorables para la salud mental, incluido el suicidio

Un estudio demográfico a gran escala muestra que uno de cada 12 adolescentes tienen comportamiento autodestructivo pero la gran mayoría lo deja de tener espontáneamente al llegar a la edad adulta.

No obstante, los investigadores advierten que puesto que el daño autoinfligido es uno de los factores pronósticos más potentes del suicidio consumado, junto con otros trastornos mentales frecuentes como depresión y ansiedad, puede ser un componente importante y no obstante en gran parte no reconocido de la prevención del suicidio.

Investigadores del King’s College London Institute of Psychiatry en el Reino Unido determinaron que de las personas que incurrían en daño autoinfligido durante la adolescencia, 90% lo suspendían de manera espontánea, en tanto que el 10% restante seguía su comportamiento autodestructivo en la edad adulta.

Además, un pequeño subgrupo de participantes en el estudio inició el comportamiento autodestructivo en una etapa temprana de la edad adulta. Cuando los investigadores analizaron este subgrupo observaron que estos individuos tenían más posibilidades de haber presentado depresión y ansiedad en los años de su adolescencia.

El investigador principal, Dr. Paul Moran, dijo a los reporteros que asistieron a una conferencia de prensa: «El daño autoinfligido fue frecuente pero la mayoría lo suspendía. No obstante, los adolescentes que tienen conducta autodestructiva a menudo tienen dificultades emocionales graves».

El estudio se publicó recientemente en la versión en línea de The Lancet.

Seguimiento de la evolución natural

Aunque los hallazgos son un poco tranquilizantes, el Dr. Moran añadió que resaltan la importancia de reconocer y abordar los signos de ansiedad persistente en la juventud para evitar la evolución a los problemas de salud mental en el futuro —incluido el comportamiento suicida—.

El daño autoinfligido es uno de los factores pronósticos de suicidio consumado y es más frecuente en mujeres jóvenes de 15 a 20 años de edad, en quienes están aumentando las tasas de frecuencia.

Sin embargo, los investigadores hacen notar que el conocimiento de su evolución natural es escaso, sobre todo durante la transición de la adolescencia a las primeras etapas de la edad adulta.

Este estudio longitudinal, dice el Dr. Moran, representa la primera vez que se ha hecho seguimiento de la evolución natural del comportamiento autodestructivo.

Para describir su evolución desde la adolescencia media hasta las primeras etapas de la edad adulta, los investigadores hicieron seguimiento a una muestra de individuos jóvenes del estado de Victoria, Australia, durante el periodo de 1992 a 2008 y recopilaron los datos de daño autoinfligido en nueve periodos de seguimiento durante todo el estudio. La media de edad de los participantes era 15 años al ingresar en el estudio y 29 años al final del seguimiento.

Más frecuente en las niñas

En la muestra total de 1802 participantes en la fase adolescente, 149 (8%) comunicaron daño autoinfligido entre los 14 y los 19 años de edad. Más niñas (10%) que niños (6%) tenían comportamiento autodestructivo, lo que se tradujo en un incremento de 60% en el comportamiento autodestructivo en las niñas en comparación con los niños (cociente de riesgos: 1,69; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,2 a 2,2).

El Dr. Moran dijo que las heridas cortantes y las quemaduras eran las formas más frecuentes de daño autoinfligido, un hallazgo que concuerda con los datos derivados de otros estudios transversales realizados en personas jóvenes.

El Dr. Moran dijo: «Al parecer esto es un fenómeno que afecta principalmente a las mujeres adolescentes, aunque algunos adolescentes del género masculino también tenían comportamiento autodestructivo».

 El comportamiento autonocivo también se relacionó de manera independiente con síntomas de depresión y ansiedad (cociente de riesgos instantáneos [CRI]: 3,7; IC del 95%: 2,4 a 5,9), conducta antisocial (CRI:1,9; IC del 95%: 1,1 a 3,4), consumo de alcohol de alto riesgo (CRI: 2,1; IC del 95%: 1,2 a 3,7), consumo de cannabis (CRI: 2,4; IC del 95%: 1,4 a 4,4) y tabaquismo de cigarrillos (CRI: 1,8; IC del 95%: 1,0 a 3,1).

Periodo de vulnerabilidad

El investigador asociado, Dr. George C. Patton, profesor de investigación en salud del adolescente, University of Melbourne, Australia, dijo que aunque no están del todo claros los mecanismos subyacentes al fenómeno de comportamiento autodestructivo en la adolescencia, al parecer es un problema de control emocional que puede tener una base biológica.

El Dr. Patton dijo que al sentirse abrumados por emociones que parecen intolerables, los adolescentes pueden recurrir al daño autoinfligido como un medio de hacer frente a estos sentimientos. Añadió que el periodo de vulnerabilidad para el daño autoinfligido al parecer se inicia en torno a la pubertad.

«Si se valora a dos niñas adolescentes de 14 años de edad, una a finales de la pubertad y otra a principios de la pubertad, el riesgo de daño autoinfligido para la niña en la pubertad tardía es casi cinco tantos mayor que para la niña en la pubertad inicial».

Dijo: «No sabemos exactamente por qué ocurre así pero puede ser que tenga algo que ver con los cambios biológicos que ocurren alrededor de esa época. Hay tremendos cambios en el medio hormonal y sabemos que estos desencadenan emociones sobre todo en las niñas jóvenes. Así mismo, ocurren cambios formidables en algunas de las estructuras del cerebro, como en la amígdala, que son muy importantes para generar las emociones».

El Dr. Patton añadió que el riesgo de daño autoinfligido «disminuye con mucha rapidez» a medida que los adolescentes se acercan a la edad adulta. De nuevo, no está claro el mecanismo exacto, pero puede ser atribuible a la maduración de la corteza prefrontal, la cual «interviene decisivamente en la regulación emocional y en la planeación y la resolución de los problemas».

Vía rápida a la edad adulta

Sin embargo, añadió, está claro que el fundamento del daño autoinfligido no sólo son los factores biológicos y que el medio ambiente y el contexto social «contribuyen considerablemente».

El Dr. Patton dijo: «Sabemos con base en este y otros estudios que son las personas jóvenes las que están en la vía rápida a la edad adulta —los jóvenes que están al margen de sus familias, al margen de la escuela que se involucran en una actividad sexual precoz, los que consumen alcohol y otras drogas en una edad temprana —este grupo de niños es el que tiene más riesgo de sufrir daño autoinfligido.

Añadió: «Estamos hablando de un periodo de vulnerabilidad que persiste hasta mediados de la adolescencia donde creemos que el tejido social de las personas jóvenes es muy importante. Las personas jóvenes se protegerán más del daño autoinfligido mediante los vínculos satisfactorios y una relación ademada con sus familias, con la escuela, con la participación escolar y su entorno local así como las relaciones satisfactorias con sus compañeros».

En un editorial concomitante, el profesor Keith Hawton, director del centro para Investigación del Suicidio, University of Oxford, Reino Unido, y el Profesor Rory C. O’Connor, University of Stirling, Reino Unido, hacen notar que el estudio ofrece «tranquilidad a los padres de adolescentes con comportamiento autodestructivo y a los organismos sanitarios y educativos».

Señalan en su comentario editorial: «Los profesionales clínicos pueden ofrecer estímulo a las personas jóvenes que incurren en daño autoinfligido al igual que a sus familias. Sus hallazgos plantean interrogantes importantes que son pertinentes para la prevención del daño autoinfligido persistente y el inicio del comportamiento autodestructivo y la conducta suicida en las primeras etapas de la edad adulta».

¿Punta del témpano?

En la conferencia de prensa, el Dr. Hawton dijo que las estadísticas sobre la prevalencia del daño autoinfligido sólo representan la «punta del témpano».

Muchas de las estimaciones previas del daño autoinfligido, dijo, están basadas en datos de centros adonde los adolescentes acuden para tratamiento, como los servicios de urgencias de hospitales y otros servicios clínicos.

«Estimamos que uno de cada ocho acuden a atención clínica o van al hospital. Estos son los casos manifiestos, pero por debajo de estos y ocultos en alto grado están los jóvenes con daño autoinfligido a nivel de la población».

El estudio actual, añadió, posiblemente brinda una estimación más exacta, aunque es posible que de todas maneras sea una subestimación.

Entre los individuos de todas las edades que mueren por suicidio, 50% a 60% tienen un antecedente de daño autoinfligido y de éstos 25% acudieron al hospital con daño autoinfligido en el año previo, dijo el Profesor Hawton.

El Dr. Niall Boyce, psiquiatra y editor en jefe de The Lancet, dijo que el diseño longitudinal del presente estudio esclarece la causa del daño autoinfligido. Así mismo, hace notar, proporciona información importante en torno al pronóstico.

El Dr. Boyce dijo: «Creo que el estudio contribuye formidablemente a la bibliografía y tuve el placer y el honor de poder participar en el proceso hasta su publicación».

Los autores y los editorialistas han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

 

Referencias:

Lancet. Published online November 17, 2011. Study abstract Editorial extract

 Copyright 2012 WebMD, Inc. Todos los derechos reservados. Queda expresamente prohibida la reproducción y la distribución total o parcial de los Contenidos de Medscape o de Medcenter sin la autorización previa y por escrito de WebMD.

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 enero, 2012 en Pediatria, Varios

 

Revisión del lavado nasal con suero salino

Autora: Dra. Laurie Barclay

Un artículo de revisión publicado en American Family Physician ofrece recomendaciones para el uso en atención primaria del lavado nasal con suero salino como tratamiento complementario de los trastornos de la vía respiratoria alta.  

El Dr. Rabago y la Dra. Zgierska de la University of Wisconsin School of Medicine and Public Health de Madison (Estados Unidos) afirman que “los trastornos de la vía respiratoria alta como la rinosinusitis aguda y crónica, la infección viral de la vía respiratoria alta y la rinitis alérgica son frecuentes y afectan de modo negativo a la calidad de vida de los pacientes”. “El lavado con suero salino es un tratamiento complementario de los trastornos respiratorios altos cuyo origen está probablemente en la medicina tradicional ayurveda. Su uso, incluyendo indicaciones, soluciones y aparatos de administración, fue descrito por primera vez en la bibliografía médica a principios del siglo XX”.  

El lavado con suero salino baña la cavidad nasal con suero salino líquido o pulverizado al introducir suero salino en una fosa nasal y permitir que salga por la otra. Las técnicas que emplean aparatos de administración que no precisan receta comprenden la presión positiva baja con un pulverizador o frasco con atomizador, o la presión por gravedad con un envase tipo Neti u otro recipiente con un aplicador nasal.  

Por lo general se usa suero salino al 0,9% ó al 3% aunque se desconoce la salinidad, pH y temperatura óptimos que pueden depender de la preferencia del paciente.  

El lavado nasal con suero fisiológico líquido puede ser útil para los síntomas de sinusitis crónica que persisten 12 semanas o más y esta es la indicación más frecuente del lavado nasal con suero salino. En un estudio incluido en una revisión Cohrane el uso diario de suero salino líquido al 2%, pero no pulverizado, añadido al tratamiento convencional logró una reducción del 64% de la intensidad global de los síntomas en comparación con solo tratamiento convencional. Estos pacientes lograron también una mejoría significativa de la calidad de vida específica por enfermedad a los 6 y 18 meses.  

La evidencia favorable al uso del lavado nasal con suero salino líquido o pulverizado para los síntomas asociados a rinitis alérgica leve a moderada y de las infecciones agudas de la vía respiratoria alta es menos convincente.  

Otros trastornos como la rinitis del embarazo y la rinosinusitis aguda pueden responder al lavado nasal con suero salino según las directrices de consenso que recomiendan su uso en estos trastornos.  

El Dr. Rabago y la Dra. Zgierska señalan que “el mecanismo de acción exacto del lavado nasal con suero salino es desconocido”. “Una posibilidad es que en los trastornos respiratorios altos esté implicada la alteración de la función protectora de la mucosa nasal. El lavado nasal con suero salino puede mejorar la función de la mucosa nasal mediante diversos efectos fisiológicos como limpieza directa, eliminación de mediadores inflamatorios y mejora de la función mucociliar reflejada en un aumento de la frecuencia de barrido ciliar”.  

La modificación de la técnica y el ajuste de la salinidad pueden ayudar a evitar los efectos adversos leves del lavado nasal con suero salino como una sensación de malestar y de nerviosismo la primera vez que se utiliza el lavado nasal. El suero salino líquido y el pulverizado producen efectos adversos similares.  

Menos del 10% de los pacientes que emplean el lavado nasal con suero salino sufren efectos adversos como sensación autolimitada de ocupación del oído, escozor en la mucosa nasal y excepcionalmente epistaxis. No se han observado efectos adversos relevantes.  

Las contraindicaciones del lavado nasal con suero salino son un traumatismo facial en proceso de curación porque el suero salino puede llegar a otros planos o espacios tisulares y los trastornos asociados a un riesgo elevado de aspiración como temblor de intención intenso u otros problemas osteomusculares o neurológicos.

  Recomendaciones clínicas   

Las recomendaciones clínicas prácticas esenciales y su nivel de evidencia son las siguientes:  

  • El lavado nasal es un tratamiento complementario efectivo de los síntomas de rinosinusitis crónica (nivel de evidencia A)
  • Hay evidencia limitada de la eficacia del lavado nasal como tratamiento complementario de los síntomas de la rinitis alérgica o irritativa, síntomas de infección viral de la vía respiratoria alta y tratamiento posoperatorio tras cirugía sinusal endoscópica (nivel de evidencia B)
  • Otros trastornos en los que se ha recomendado el lavado nasal son la rinitis del embarazo leve a moderada, rinosinusitis aguda, sarcoidosis nasosinusal y granulomatosis de Wegener (nivel de evidencia C)  

El Dr. Rabago y la Dra. Zgierska concluyen que “en los pacientes con una indicación apropiada debería aplicarse una tanda de lavado nasal con suero salino”. “Las técnicas de lavado nasal con suero salino se enseñan con facilidad en al ámbito de la atención primaria. Los pacientes han identificado técnicas de aprendizaje efectivas (p.ej: práctica supervisada, folletos para el paciente) como elementos esenciales para el inicio y el mantenimiento satisfactorios”.

  Los autores de la revisión han declarado que no tienen conflicto de intereses. 

Am Fam Physician. 2009;80:1117-1119.

Copyright 2012 WebMD, Inc. Todos los derechos reservados. Queda expresamente prohibida la reproducción y la distribución total o parcial de los Contenidos de Medscape o de Medcenter sin la autorización previa y por escrito de WebMD.

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 enero, 2012 en Pediatria, salud

 

Los padres tendrían la clave para tratar la obesidad de los niños

Una asociación cardiaca identifica estrategias exitosas para ayudar a los niños a lograr perder peso

— Los padres y cuidadores deben participar en los programas de tratamiento para niños obesos y deben liderar con el ejemplo, aplaudir los avances de los niños y utilizar los contratiempos como oportunidades de aprendizaje, señalan expertos.

“En muchos casos, los adultos de la familia podrían ser los agentes de cambio más eficaces para ayudar a los niños obesos a alcanzar y mantener un peso más sano”, aseguró en un comunicado de prensa de la American Heart Association (AHA) Myles Faith, profesor asociado de nutrición de la Facultad de Salud Pública Global Gillings de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

“Para lograrlo, los adultos tienen que modificar sus propias conductas y probar algunas estrategias basadas en la investigación”, añadió Faith, presidente del grupo de redacción que publicó una declaración científica de la AHA en la edición del 23 de enero de la revista Circulation.

Los autores de la declaración examinaron investigaciones anteriores sobre los tratamientos para la obesidad infantil que usaron estrategias de cambio conductual y se caracterizaron por una participación amplia de los padres y otros cuidadores adultos.

Faith y colegas identificaron una variedad de estrategias que se han relacionado con mejores resultados, que incluyen:

  • Trabajar juntos como familia para identificar las conductas específicas que deben cambiarse.
  • Fijar metas claramente definidas, como limitar el uso de la tele a no más de dos horas por día, y monitorizar el progreso.
  • Crear un ambiente en el hogar que fomente unas elecciones más sanas, como tener fruta en la casa en lugar de postres o meriendas ricas en calorías.
  • Asegurar que los padres feliciten a los niños cuando hacen progresos y no los critican si sufren reveses. En lugar de esto, ayudar a los niños a identificar formas de tomar decisiones distintas cuando se enfrentan al mismo tipo de situación de nuevo.
  • Nunca usar la comida como castigo ni recompensa.
  • Mantenerse pendientes del avance hacia las metas.

“Aunque estas estrategias fueron implementadas por profesionales de la atención de salud en un programa de tratamiento, los principios psicológicos en que se basan también proveen pautas sólidas para las familias con hijos obesos”, aseguró Faith.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre la obesidad infantil y su tratamiento.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com© Derechos de autor 2011, HealthDay

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 enero, 2012 en nutricion, obesidad, Pediatria

 

Nuestros Prematuros, mucho más que estrellas de cine

Nuestros Prematuros, mucho más que estrellas de cine.

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 enero, 2012 en Neonato

 

10 Cosas que podemos hacer para cuidar el medio ambiente

“La energía que menos contamina es la que no se consume”.

1. Usar el transporte público, la bicicleta o caminar en vez del coche siempre que sea posible.

2. Adquirir electrodomésticos de bajo consumo de energía, clase A y B.

3. Cargar lavadora y lavavajillas al máximo antes de poner en marcha y utilizar los programas de lavado mas económicos.

4. Todos los equipos que van con mando a distancia apagarlos correctamente si no los vamos a seguir utilizando, no con el mando.

5. Con una ducha rápida ahorramos mas agua que con la bañera.

6. No dejar el grifo abierto mientras nos lavamos los dientes o las manos.

7. Utilizar menos carga de agua en el vater, poniendo dentro del deposito una botella llena de agua, el deposito tendrá menos capacidad. Si el vater tiene pulsador para descarga de agua mas económico utilizarlo.

8. Utilizar bombillas de bajo consumo, mantener encendidas únicamente las lamparas necesarias. Aprovechar la luz natural.

9. Utilizar cortinas, persianas o pórticos y colocar material aislante en juntas de puertas y ventanas. Aprovechar en invierno el sol.

10. Revisar calefacción y aire condicionado cada dos años. Utilizar aire acondicionado solo cuando estéis presentes y ponerlo a 25 ºC (77 ºF). La calefacción ponerla a 20- 21 ºC (68-70 ºF) y bajarla por la noche o cuando no estéis, utilizar termostato.

Como posdata: Añado el tema reciclaje de vidrio, papel y cartón, envases y basura orgánica

Fuente: 10 Cosas que podemos hacer para cuidar el medio ambiente

 
Deja un comentario

Publicado por en 24 enero, 2012 en Articulos y Comentarios, Varios

 
 
A %d blogueros les gusta esto: