RSS

Archivos Mensuales: febrero 2012

Vinculan lactancia con mejor función pulmonar y menos asma

NUEVA YORK (Reuters Health) – Dos estudios sugieren que los niños amamantados tendrían una mejor función pulmonar y un menor riesgo de ser asmáticos que los chicos alimentados con fórmula.

“La evidencia indica que la lactancia aumenta la capacidad pulmonar, sin importar si la madre es o no asmática”, dijo el doctor Wilfried Karmaus, de la University of South Carolina, en Estados Unidos.

“Si aumenta el volumen pulmonar, disminuye el riesgo de desarrollar asma. Es importante decirles aun a las mujeres asmáticas que amamanten a sus bebés”, agregó.

En el estudio publicado en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, los autores siguieron a unos 1.500 niños británicos desde el nacimiento hasta mediados de los años 90.

Los padres respondieron cuestionarios sobre la lactancia materna, la exposición al humo de segunda mano en el hogar y otros factores de riesgo asociados con el asma. A los 14 años, el equipo les evaluó a los niños la función pulmonar y les realizó test de alergia.

El equipo de la doctora Claudia Kuehni, de la Universidad de Berna, en Suiza, halló que cuanto más prolongada había sido la lactancia materna, mejor era la velocidad de salida del aire de los pulmones en los niños.

En otras dos pruebas, que evaluaron la capacidad pulmonar de retener aire, la lactancia durante cuatro meses o más estuvo asociada con mejores resultados sólo en los hijos de mujeres asmáticas.

El equipo no observó que la mejor función pulmonar estuviera asociada con la cantidad de infecciones respiratorias infantiles, que la lactancia ayuda a prevenir.

Los autores aseguraron que el refuerzo pulmonar atribuido a la lactancia no marcaría diferencia alguna en un niño sano, pero desde el punto de vista de la salud pública, significaría un aumento de la protección infantil contra los problemas respiratorios.

Una limitación del estudio es que los autores sólo pudieron seguir desde el nacimiento a un tercio de los 4.000 niños que participaron en total.

En el segundo estudio, realizado en Nueva Zelanda, otro equipo controló a un grupo de bebés desde el nacimiento. A los seis años, los padres respondieron si a sus hijos alguna vez les habían diagnosticado asma o si habían usado un inhalador o si habían tenido sibilancias en el año anterior.

Con información de más de 1.000 niños, incluidos unos 200 con asma en el último control, el equipo de Karen Silvers determinó que por cada mes de lactancia materna exclusiva (sin fórmula agregada) disminuía un 9 por ciento el riesgo de que los niños desarrollaran asma, según publica en Journal of Pediatrics el equipo de la Universidad de Otago.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante por lo menos los seis primeros meses de vida. Se puede continuar durante dos años o más.

La doctora Theresa Guilbert, neumonóloga pediátrica de la Facultad de Medicina y Salud Pública de la University of Wisconsin, dijo que a pesar de los nuevos resultados, todavía se debate si las madres asmáticas pueden o no transmitirles el riesgo a sus bebés a través de la lactancia.

Guilbert sostuvo que ninguno de los estudios pudo probar una relación causa-efecto en alguno de esos casos.

“Todavía, ninguna (prueba) es lo suficientemente sólida como para decirles a las mujeres que dejen de amamantar (…) porque los bebés necesitan recibir el resto de los beneficios fundamentales de la lactancia”, finalizó.

FUENTES: American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, online 3 de febrero del 2012; y Journal of Pediatrics, online 29 de enero del 2012

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 23 febrero, 2012 en nutricion, salud

 

Etiquetas: ,

¿La educación sexual previene el embarazo adolescente?

“Pueden existir diferencias enormes entre los estados aunque en ambos se enseñe cómo utilizar un preservativo o evitar un embarazo”
Reuters

Por Genevra Pittman

NUEVA YORK (Reuters Health) – Los estados con los programas de educación sexual más amplios registran la tasa más baja de partos de adolescentes, aunque eso podría atribuirse más a las diferencias políticas, religiosas y sociales, según un nuevo estudio.

“Aunque la cantidad de partos de madres adolescentes y de embarazos adolescentes disminuye año tras año (), todavía tenemos diferencias entre los estados y conservamos las tasas más altas de los países industrializados”, sostuvo Patricia Cavazos-Rehg, de Washington University, St. Louis.

El equipo de Cavazos-Rehg comparó los programas educativos de 24 estados con la cantidad de embarazos adolescentes (entre 15 y 17 años) entre 1997 y el 2005.

Las diferencias fueron enormes: desde un parto por cada 100 adolescentes de Nuevo Hampshire hasta tres o cuatro partos por cada 100 adolescentes de Arkansas.

Los autores explican en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine que cuantos más distritos de un estado enseñaban cómo usar un preservativo, prevenir el VIH y otros temas, menos partos adolescentes habían en ese estado.

Sin embargo, ese resultado comenzó a desvanecerse al considerar la etnia, la pobreza y la cantidad de delitos.

Los estados con una mayor cantidad de minorías y delitos eran los que menos educación sexual impartían y los que más nacimientos de madres adolescentes registraban.

Y al sumar al análisis la “religiosidad” y las leyes sobre el aborto, los programas de educación sexual ya no permitían pronosticar las tasas de partos de madres adolescentes.

Para los autores, estos resultados tienen varias interpretaciones, pero ninguna sugiere que los programas de educación sexual no ayuden a los adolescentes.

“Pueden existir diferencias enormes entre los estados aunque en ambos se enseñe cómo utilizar un preservativo o evitar un embarazo”, sostuvo Amy Bleakley, de University of Pennsylvania, Filadelfia.

Cavazos-Rehg consideró que los abortos explicarían una parte de esas diferencias en la cantidad de partos de madres adolescentes, pero no todo.

Aunque los datos sobre los embarazos adolescentes no fueron tan amplios, su investigación demostró que las tasas son mucho más altas en Arkansas y Misisipi que, por ejemplo, en Nueva Inglaterra.

Independientemente de lo que los adolescentes aprenden en el colegio, la posibilidad de acceder fácilmente a los preservativos y que sus padres respalden “las decisiones sexuales saludables” dependería más de las políticas y los factores sociales de cada estado, opinó Marla Eisenberg, de University of Minnesota, Minneapolis.

Aun así, los expertos coinciden en que la educación sexual puede mejorar.

Para evitar el embarazo adolescente, Cavazos-Rehg consideró que los alumnos deben aprender algo más que cómo usar un preservativo; hay que explicarles qué consecuencias tiene el embarazo y la llegada de un hijo.

FUENTE: Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, online 6 de febrero del 2012.

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 febrero, 2012 en salud, Varios

 

Hepatitis C causa más muertes en EEUU que el VIH

“Lamentablemente, la mortalidad por hepatitis C aumentó durante varios años”.
Reuters

Por Amy Norton

NUEVA YORK (Reuters Health) – La hepatitis C superó al VIH como causa de muerte en los adultos en Estados Unidos y evaluar a todos los denominados “baby boomers” podría ser una forma de controlar el problema, según dos nuevos estudios del Gobierno de ese país.

La hepatitis C es una infección del hígado causada por un virus del mismo nombre, que generalmente se transmite a través del contaco con la sangre infectada. Se estima que entre el 75 y 85 por ciento de las infecciones son crónicas, lo que puede causar cirrosis y cáncer hepático.

Uno de los estudios, hecho por un equipo de investigadores de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), encontró que en el 2007 la hepatitis C causó más muertes en Estados Unidos que el VIH, el virus que causa el sida.

En el 2007, la hepatitis C mató a 15.100 estadounidenses (0,6 por ciento de todas las muertes de ese año), comparado con las más de 12.700 muertes generadas por el VIH, según los certificados de defunción.

“Lamentablemente, la mortalidad por hepatitis C aumentó durante varios años”, dijo el doctor John Ward, director de la División de Hepatitis Viral de los CDC y autor del nuevo estudio. Sin embargo, Ward indicó a Reuters Health que “muchas de esas muertes podrían haberse evitado”.

Los CDC estiman que la mitad de los 3,2 millones de estadounidenses con hepatitis C crónica ignoran que están infectados. Esto se debe porque, en la mayoría de los casos, la infección no provoca síntomas en una fase inicial.

La hepatitis C crónica es más común en los “baby boomers”: dos tercios de las infecciones en Estados Unidos afectan a personas nacidas entre 1945 y 1964, según detalla el equipo del Annals of Internal Medicine.

Ese predominio de los “baby boomers” está muy asociado con el uso casual de drogas inyectables en las décadas de 1960, 1970 y 1980, debido a que el intercambio de jeringas es la principal vía de transmisión del virus.

Algunas personas se contagiaron a través de transfusiones de sangre durante esos años. Desde 1992, todas las donaciones de sangre en Estados Unidos son analizadas para descartar la contaminación con el virus de la hepatitis C.

Los “baby boomers” infectados están llegando a una edad en las que las consecuencias de la infección serían evidentes, según comentó el doctor Harvey Alter, investigador de los Institutos Nacionales de Salud y autor de un editorial sobre los nuevos estudios.

“El gran problema es que la mayoría de las personas con la infección crónica aún no está identificada”, dijo Alter a Reuters Health.

En un segundo estudio, los investigadores de los CDC estimaron la relación costo efectividad de hacerles un control de detección de hepatitis C a todos los estadounidenses nacidos entre 1945 y 1965.

El equipo calculó que esa investigación a los “baby boomers” detectaría unos 808.580 casos más de hepatitis C, con un costo de unos 2.900 dólares por prueba, y permitiría prevenir unas 82.000 muertes adicionales.

Si las personas controladas reciben uno de los nuevos fármacos contra la hepatitis C se podrían salvar unas 121.000 más que con las investigaciones actuales, según los CDC. Pero el costo sería aún mayor, ya que ambos fármacos son muy costosos.

Incivek cuesta unos 50.000 dólares por tratamiento, mientras que Victrelis vale entre 26.000 y 48.000 dólares, según la duración de la terapia.

Aun así, Alter, que apoya pesquisar a los “baby boomers”, consideró que ese enfoque sería “muy rentable”, en especial si se tiene en cuenta el tratamiento de la cirrosis y el cáncer hepático, que son la causa principal de los trasplantes de hígado.

“Lo mejor de esto es que se trata de un tratamiento entre seis meses y un año”, dijo Alter.

“Esperamos que pronto podamos contar con terapias orales más fáciles de administrar y con menos efectos adversos”, agregó.

La cantidad de nuevos casos de hepatitis C ha disminuí sostenidamente desde 1980, según un estudio de los CDC publicado el año pasado.

 
Deja un comentario

Publicado por en 23 febrero, 2012 en salud, Varios

 

El ejercicio beneficia la salud de cualquier ‘Corazón’ en los niños : Estudio

Mejor la presión arterial, el colesterol, el peso acompaña la actividad, sin importar el tiempo sedentario
Imagen de noticias HealthDayIncluso si los niños pasan el resto de su tiempo sentados alrededor de una hora de cualquier actividad física al día se beneficiarán su salud cardíaca, informaron investigadores en Inglaterra.Su estudio encontró que los niños y adolescentes que recibieron más ejercicio físico de  moderado a vigoroso diariamente, que sus compañeros tenían mejores niveles de colesterol, presión arterial y el peso, que son importantes para la salud a largo plazo.

“Los padres, las escuelas y las instituciones deben facilitar y promover la actividad física de intensidad al menos moderada en todos los niños y estar menos preocupados por la cantidad total de tiempo dedicado a estar  sedentarios, por lo menos en relación con estos factores de riesgo cardiovascular”, dijo el autor del estudio, Ulf Ekelund, el líder del grupo del Programa de Actividad Física de Epidemiología del Instituto de Ciencia Metabólica en Cambridge, Inglaterra.

“Hemos demostrado que los altos niveles de actividad física de intensidad al menos moderada, equivalente a caminar a paso ligero – se asocian a [mejorar] muchos factores de riesgo cardiovascular, independientemente de la cantidad de tiempo dedicado a estos niños sedentarios”, dijo.

Por ejemplo, aquellos niños que pertenecían al grupo más activo tenían una cintura más pequeña que los del grupo menos activo, dijo.

“En los adultos, esta diferencia se asocia con un 15 por ciento más de riesgo relativo de muerte prematura”, dijo Ekelund.

El tipo de actividad no es importante siempre que la intensidad es al menos igual al caminar rápido, dijo Ekelund. Las posibilidades incluyen juegos al aire libre, andar en bicicleta, bailar, hacer ejercicios aeróbicos, caminar y practicar deportes en equipo.

Sin embargo, los beneficios positivos del ejercicio no necesariamente contrarrestar los efectos nocivos de un estilo de vida en el sofá de papáa, dijo. “Puede haber determinadas conductas sedentarias, como ver la televisión, que imponen riesgos para la salud, como ver la televisión está relacionado con otras conductas no saludables [tales como bocadillos]. Por lo tanto, limitar el tiempo de la televisión sigue siendo importante para la salud de los niños y el bienestar”, Ekelund , dijo.

El informe fue publicado en la edición 15 de febrero de la Journal of the American Medical Association .

Para el estudio, los investigadores reunieron información de 14 estudios que incluyeron más de 20.000 niños, de 4 a 18 años, obtenidos a partir de una base de datos internacional de niños. Un sensor de movimiento medido de la actividad total y el tiempo sedentario y en la actividad de intensidad moderada y vigorosa.Las actividades concretas a las que se dedicaron  no se registraron.

En general, las tres cuartas partes de los niños tenían un peso normal, 18 por ciento tenía sobrepeso y el 7 por ciento eran obesos. Se gastó un promedio de 30 minutos por día en alguna forma de ejercicio moderado a vigoroso, y 354 minutos al día – o cerca de seis horas – una vida sedentaria.

Los niños y niñas que ejercen más de 35 minutos al día tenían menor presión arterial,  y disminución del colesterol, reducción del azúcar en la sangre, baja los triglicéridos y eran más delgados que los niños que hacían menos de 18 minutos al día, un grupo de Ekelund señaló.

Tamaño de la cintura media diferían en más de dos pulgadas entre los niños más activos y activas al menos y adolescentes. Y los que tienen el mayor tamaño de la cintura al inicio del estudio eran los menos activos a dos años de seguimiento.

Samantha Heller, un fisiólogo del ejercicio y la coordinadora de nutrición clínica del Centro de Atención del Cáncer del Hospital Griffin en Derby, Connecticut, dijo que “no hay absolutamente ninguna razón para que nuestros hijos sean obesos,  sedentarios y el riesgo de enfermedad cardiovascular”.

“El ejercicio, en cualquier forma que adopte, es fantástico para niños y adolescentes-y adultos”, dijo.

Incluso los niños que no están hechos para los deportes de competición, tiene la necesidad innata de ser físicamente activos, dijo Heller.

“Los padres y los cuidadores deben limitar el tiempo de tecnología – ordenadores, iPads, mensajes de texto, televisión – y dejar que los niños sean niños, corriendo a jugar”, dijo.

Los adultos deben involucrarse también, dijo Heller. “Se puede saltar la cuerda, jugar a la mancha y lanzar el disco volador con los niños. A los niños les va mejor en la escuela, desarrollar habilidades sociales, mejorar la coordinación, [y] ser más feliz y más saludable para ella.”

FUENTES: Ulf Ekelund, Ph.D., Jefe de Grupo, el Programa de Actividad Física de Epidemiología, Instituto de Ciencia Metabólica en Cambridge, Reino Unido, Samantha Heller, MS, RD, dietista, nutricionista, fisiólogo del ejercicio y coordinadora de nutrición clínica del Centro para el tratamiento del cáncer, Griffin Hospital, Derby, Connecticut, 15 de febrero 2012, Journal of the American Medical Association

HealthDay
Copyright (c) 2012 HealthDay . Todos los derechos reservados.
 
Deja un comentario

Publicado por en 16 febrero, 2012 en Uncategorized

 

El estreñimiento en la edad pediatrica

El estreñimiento se define como un retraso o dificultad en la defecación, que se presenta durante dos o más semanas. O como la ecuación de menos de tres deposiciones por semana. En el mundo desarrollado es la molestia más frecuente. La frecuencia normal de las deposiciones varía  con la edad. Los lactantes evacúan una media de cuatro deposiciones por día, ritmo que va disminuyendo progresivamente con un promedio de hasta dos deposiciones al día al año de edad y una deposición al día a los cuatro años. No obstante existe una considerable variabilidad de un niño a otro. Numerosos factores son los que regulan la frecuencia y la naturaleza de las deposiciones: la predisposición genética que controla la anatomía del colon y el recto, las ingestiones diarias de fibra y líquido, el tono de los músculos del abdomen, la actividad general del niño y, por último su desarrollo psicológico, que puede ser, en algunas circunstancias, responsables de la retención de las heces. El estreñimiento crónico puede asociarse a dolor abdominal recurrente, disminución del apetito y el ensuciamiento fecal de la ropa.

El estreñimiento es responsable del 25% de las consultas hechas al gastroenterólogo y de un 3% de consultas hechas al pediatra general. En el 90% de los casos tiene un origen funcional (normal o fisiológico) y sólo un 10% existe un problema orgánico subyacente. Entre las causas orgánicas corrientes del estreñimiento infantil destacan las siguientes: malformaciones congénitas del intestino; patología neurológica, especialmente parálisis cerebral, trastornos de la médula espinal e hipotonía; trastornos endocrinos y metabólicos (alteraciones en la tiroides, fibrosis quística, hipercalcemia, diabetes mellitus, acidosis renal) y el uso de medicamentos astringentes, como algunos antiácidos, sucrafalto, hierro, medicamentos que contienen codeína, imipramina, fenitoína, etc. El más frecuente de los trastornos es la enfermedad de Hirschsprung que presenta una incidencia de 1 por 4500 nacidos vivos. Menos del 5% de los niños que acuden por primera vez con estreñimiento presenta una enfermedad orgánica demostrable. Después del período neonatal, la causa más frecuente del estreñimiento  es el funcional, que también ha recibido el nombre de estreñimiento idiopático (sin causa aparente), megacolon idiopático o retención fecal funcional. El 40% de los niños con estreñimiento funcional presenta síntomas durante el primer año de vida. Suele empezar en el momento del adiestramiento del uso correcto del retrete o al iniciar la vida escolar, es más frecuente en los niños que en las niñas. El estreñimiento funcional infantil difiere significativamente del estreñimiento del adulto. La incontinencia fecal es más frecuente en el estreñimiento fecal infantil que en el adulto y se asocia a un comportamiento retentivo en los niños y a tensión en los adultos. Como un síntoma el estreñimiento podría cubrir diversas causas en términos de frecuencia y gravedad. Estas causas pueden dividirse en médicas y quirúrgicas; lo más frecuente es que el estreñimiento sea idiopático (sin causa aparente) o funcional.

Leer artículo completo: Estreñimiento en pediatría

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 febrero, 2012 en Pediatria, salud

 

Antiséptico reduce la infección del cordón umbilical y la mortalidad neonatal

El uso de un antiséptico tópico para limpiar los cordones umbilicales de recién nacidos y lactantes reduce significativamente la mortalidad neonatal, según los resultados de 2 estudios grandes realizados en Pakistán y Bangladesh, y publicado en línea el 08 de febrero en la revista The Lancet .

Los resultados confirman investigaciones anteriores sobre la eficacia de un enfoque a la atención que promete llegar a una de las principales causas de muerte neonatal, aunque David Osrin, MBBCh, PhD, y Zelee Elizabeth Hill, PhD, de la University College de Londres Instituto de Salud Global en el el Reino Unido, dijo en un comentario acompañante que el enfoque debe ser duplicado en el contexto de los servicios de salud del gobierno.

Sin embargo, añaden que los nuevos estudios ofrecen pruebas para actuar en y preguntar: “[S] i la necesidad es evidente, las posibilidades de atractivo, y el de bajo riesgo, la cantidad de pruebas es necesario antes de actuar sobre los resultados posibles?”

Más de 3 millones de niños mueren cada año en todo el mundo, con las infecciones que causan aproximadamente un tercio de todas las muertes neonatales, según los investigadores. A pesar de los tocones de la médula puede ser una fuente de la infección, la mayoría de las investigaciones sobre el cuidado del cordón se ha hecho en países de altos ingresos.

En el primero de la revista The Lancet artículos, Sajid Sufi, FCPS, de la División de Mujer y Salud Infantil, Universidad Aga Khan, Karachi, Pakistán, en comparación con el uso de antisépticos, lavado de manos y el cuidado del cordón en seco (en el que el cordón umbilical es se deja secar sin ningún tratamiento).

Trabajo en una zona rural de la provincia de Sindh, en Pakistán, los investigadores asignaron aleatoriamente a los grupos de parteras tradicionales o parteras tradicionales, a 1 de los 4 grupos. Un grupo utilizó un “kit de nacimiento” que contiene el antiséptico clorhexidina (CHX), que se aplicó al cordón umbilical por una partera en el parto, y los cuidadores familiares se recomienda aplicar el antiséptico al día durante 2 semanas. Las familias también recibieron el jabón y la educación sobre el lavado de manos. En el grupo de tratamiento en segundo lugar, CHX se utilizó, pero no la educación de lavarse las manos siempre fue, y en el tercer grupo, las familias fueron educados sobre el lavado de manos, pero CHX no fue utilizado. El grupo control utilizado Mundial de la Salud recomienda la Organización cuidado del cordón en seco. Los resultados fueron onfalitis neonatal y la mortalidad neonatal.

Un total de 9741 recién nacidos fueron entregados por las parteras tradicionales que participan, con una reducción en el riesgo de infección con la aplicación de CHX (razón de riesgo 0,58, IC del 95% intervalo de confianza [IC]: 0,41 a 0,82; P = 0,002), pero hubo una reducción ver con el lavado de manos (razón de riesgo: 0,83, IC 95%, 0,61 a 1,13; P = 0,24). La mortalidad neonatal también se redujo en aquellos que recibieron CHX limpieza (razón de riesgo 0,62, IC 95%, 0,45 a 0,85; P = 0,003), pero una vez más, la promoción del lavado de manos no tuvo ningún efecto sobre la mortalidad neonatal. (Razón de riesgo 1,08, IC 95%, 0,79 a 1,48; P = 0,62).

Los investigadores concluyeron que “estos resultados tienen implicaciones importantes para la salud pública en el sur de Asia, donde muchas zonas comparten similares características culturales, sociales y económicos.”

El segundo estudio, llevado a cabo en Sylhet, Bangladesh, por Shams de El Arifeen, DrPH, del Centro Internacional de Investigaciones sobre Enfermedades Diarreicas, Dhaka, Bangladesh, y sus colegas compararon la educación sobre el cuidado del cordón en seco con 2 enfoques diferentes: un uso de 1 hora de CHX inmediatamente después del nacimiento y una aplicación después del nacimiento seguido por la aplicación al día durante 1 semana.

Sorprendentemente, el estudio encontró que el riesgo de muerte neonatal fue menor en el grupo de una sola aplicación de lo que era en el grupo de cuidado del cordón en seco (riesgo relativo: 0,80, IC 95%: 0,65 – 0,98), pero no en el grupo de múltiples aplicaciones (riesgo relativo: 0,94, IC 95%, 0,78 – 1,14).

Aún quedan preguntas sobre si el uso de CHX sería tan eficaz en las comunidades en las que miembros de la familia realizan la mayoría de las entregas, de acuerdo con el comentario de acompañamiento. El enfoque no ha sido probado en las zonas “donde los gobiernos son reacios a comprometerse con las parteras tradicionales”, según los autores de los comentarios. Sin embargo, los comentaristas concuerdan en que los estudios produjeron “bajado de forma alentadora en la mortalidad neonatal” y “mejorar la base de conocimientos.”

El estudio de Bangladesh fue financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional a través de acuerdos de cooperación con la Escuela Johns Hopkins Bloomberg de Salud Pública, y por el programa Saving Newborn Lives de Save the Children (EE.UU.) a través de una beca de la Fundación Bill & Melinda Gates Foundation . El estudio contó con el apoyo de Pakistán por la Iniciativa de Pakistán para madres y recién nacidos y John Snow, Inc., a través de una subvención de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional. Los autores y comentaristas han revelado las relaciones financieras pertinentes.

The Lancet . Publicado en Internet el 08 de febrero 2012. resumen del artículo , resumen de comentarios

 
Deja un comentario

Publicado por en 10 febrero, 2012 en Neonato, Pediatria, salud

 

La FDA aprueba una nueva loción para el tratamiento de los piojos

Larry mano

Sanofi Pasteur EE.UU. ha anunciado que ha recibido EE.UU. Food and Drug aprobación de la Administración (FDA) para comercializar su loción de ivermectina-formulado como un tratamiento para los piojos en niños de 6 meses de edad y en adultos. Marca como loción Sklice , el tratamiento se aplica durante 10 minutos y elimina la necesidad de peinado de las liendres.

Los piojos infectan a un estimado de 6 a 12 millones de niños de 3 a 11 años anualmente, de acuerdo con los EE.UU. Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Una infección puede causar la pérdida de días escolares para los niños y los días de trabajo para los padres como la gente trata de evitar la propagación de los piojos a través del contacto cabeza a cabeza.

“A través de un modo de acción único, Loción Sklice resuelve la mayoría de las infestaciones de piojos en la cabeza en una sola aplicación y es muy bien tolerado”, dijo Kenneth P. Guito, director general de Sanofi-Topacio, en un comunicado de prensa. Farmacia Topaz, que Sanofi adquirió en octubre pasado, ha desarrollado la loción.

Un portavoz de Sanofi dijo que el producto estaría disponible en tiendas al por menor en varios meses sólo con receta médica.

La FDA basó su autorización en los resultados de 2 ensayos de fase 3 de ensayos clínicos, de acuerdo con la información de prescripción. Los puntos finales primarios en el ensayo fueron la proporción de pacientes libres de piojos 2 y 14 días después del tratamiento. En el primer ensayo, el 76,1% (54/71) de los pacientes tratados con Sklice eran los piojos libre sin ningún tipo de peinado de las liendres después de 2 semanas en comparación con el 16,2% (12/74) en el grupo placebo. Los resultados fueron similares en el segundo juicio, en el 71,4% (50/70) y el 18,9% (14/74), respectivamente.

Los eventos adversos se evaluó en 379 pacientes, con edades entre 6 meses y mayores. Menos del 1% de los pacientes experimentaron efectos adversos, como la irritación de los ojos conjuntivitis, caspa, sequedad de la piel, o sensación de ardor de la piel, de acuerdo con la información de prescripción.

Sklice se basa en el agente antiparasitario ivermectina, que se ha utilizado desde 1987 contra ceguera de los ríos (infección del gusano) y otros problemas parasitarios.

Debido a que su seguridad no ha sido establecida en los bebés menores de 6 meses, Sklice no se recomienda para ese grupo de edad. Además, hay estudios adecuados se han realizado con mujeres embarazadas que usan Sklice, y Sanofi recomienda que se utilice durante el embarazo “sólo si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial para el feto”.

Sanofi también recomienda que Sklice sólo se puede utilizar para los niños bajo la supervisión directa de los adultos, debido al riesgo de ingestión posible.

 
Deja un comentario

Publicado por en 10 febrero, 2012 en Pediatria, salud

 
 
A %d blogueros les gusta esto: