RSS

Archivos Mensuales: marzo 2012

La violencia invisible en la pareja. Factores de riesgo

 Luque Oliveros, Manuel. Servicio de Cuidados Críticos y Urgencias Adulto del AH “Virgen del Rocío
Fuente: Portales Medicos

¡Si maltratas, perdemos todos!

El tipo de interacción humana que se manifiesta en aquellas conductas o situaciones que, de forma deliberada, provocan, o amenazan con hacerlo, un daño o sometimiento grave (físico o psicológico) a un individuo o una colectividad, es lo que denominamos VIOLENCIA. En este artículo se ponen en evidencia los comportamientos “invisibles” de violencia y dominación, que casi todos los varones realizan cotidianamente en el ámbito de las relaciones de pareja. Dichos comportamientos, definidos como “micro machismos”, son descriptos, clasificados (coercitivos, encubiertos o de crisis) y analizados sus efectos sobre la autonomía y psiquismo de las mujeres. Para favorecer la igualdad de género, los varones deben reconocer y transformar estas actitudes, grabadas firmemente en el modelo masculino.

Actualmente la mayoría de los varones ya no ejercen un machismo contundente de superioridad en todas sus facetas. Si imagináramos una línea continua en la que en un extremo colocáramos a los varones en los que predominan los comportamientos violentos, dominantes y desigualitarios y en el otro a aquellos que se caracterizan por sus comportamientos pacíficos, respetuosos e igualitarios, ubicaríamos a la mayoría de los hombres alejados del primer extremo.

Sin embargo, todavía hoy, no podríamos situar a la mayoría a de los varones, aun los más progresistas, en el otro extremo de esa línea, debido al elevado número de comportamientos de control y dominio que “de forma inconsciente” sigue imperando en sus parejas de una forma discontinua en el tiempo. Como señala un estudio 1, “la violencia contra las mujeres en la pareja han determinado el predominio de las actitudes negativas hacia esta violencia en población general, aunque el 43.53% de la varianza total y evalúan las actitudes hacia comportamientos del varón hacia la mujer en pareja como la invasión de espacios físicos y simbólicos, la generación de inseguridad y temor, la relegación de la mujer hacia el rol femenino tradicional y las maniobras de control e infravaloración. Se analiza el nivel de aceptación de estos micro machismos entre la población estudiada, en general y diferenciada por género y edad.

Bien sabemos que, esos comportamientos, que son obstáculos y también resistencias para la igualdad con las mujeres en lo cotidiano son de una dominación “suave” o de “bajísima intensidad”, formas y modos larvados y negados de abuso e imposición en la vida cotidiana. Son, específicamente, hábiles artes de dominio, comportamientos sutiles o insidiosos, reiterativos y casi invisibles que los varones ejecutan permanentemente pero que en definitiva muchas de las mujeres que soportan tales “abusos de poder” son arraigados desde nuestras enseñanza de la infancia. Por ello, debemos centrar esfuerzos en edades tempranas para cambiar lo que actualmente se sigue (en menor proporción) como que, el HOMBRE es la autoridad sobre la MUJER. Y por ello es el que debe de mantener la unidad de la familia en todas sus fases, ¿la mujer? Procrear.

“Siempre un cambio requiere un esfuerzo. Pero no hay mayor gratitud y satisfacción que detrás de cada cambio hemos dado un pasito para nuestra sociedad”

Sabemos que la violencia de género no es un problema de las mujeres, sino un problema masculino/patriarcal que ellas sufren. Son los hombres quienes producen el problema en lo público y en lo doméstico, y son ellos los que aun tienen más poder social, necesario para tomar decisiones privadas, públicas y políticas para la erradicación de la violencia de género. Porque son parte del problema, deben ser parte de la solución y por ello es necesario implicarlos en la lucha contra esta violencia de todas las formas y en todos los ámbitos posibles.

El análisis realizado de la situación de la problemática de los hombres en relación a la violencia de género nos revela que la implicación masculina en la erradicación de dicha violencia, es insuficiente y que debe incrementarse. “MAS VALE PREVENIR QUE CURAR”

Las enseñanzas recogidas al evaluar lo que dicen los organismos nacionales e internacionales y los resultados de diversas estrategias preventivas con hombres nos llevan a realizar las siguientes recomendaciones:

En primer lugar, es necesario que la prevención de la violencia de género incluya actuaciones específicas dirigidas a todo el colectivo masculino y no solo a los maltratadores, en tanto todos los hombres, de una u otra manera por acción, omisión, complicidad, indiferencia o rechazo, son parte del problema de la existencia de la violencia de género, y por tanto, tienen que ser parte de la solución.

A su vez, para que estas actuaciones sean efectivas deben incluir:

• La perspectiva de género,
• La promoción de valores de igualdad, justicia, democracia y paz
• La promoción de los comportamientos masculinos
• La consideración de los factores de protección contra la violencia de género
• La consideración de los factores facilitadores al cambio
• Intervenciones que contribuyan a ampliar la percepción de lo que es la violencia de género
• Intervenciones que tengan en cuenta la diversidad de los hombres y sus diversas facetas de su vida

Por otra parte, para optimizar y contextuar adecuadamente las estrategias de prevención consideramos necesario que, el aprovechamiento del conocimiento existente es el punto de partida para promover el desarrollo de todas las intervenciones, ya que además de desarrollar nuevos horizontes de investigación en este plano, comprometen a los hombres a tener una visión distinta contra la violencia machista.

Desde un enfoque integral de la violencia de género, excluir a los hombres como objetivo específico de intervención no es adecuado. Son ellos quienes producen mayoritariamente el problema en lo público y en lo doméstico, y son ellos los que aun tienen más poder social, necesario para tomar decisiones privadas, públicas y políticas para la erradicación de la violencia de género. Incluirlos supone tenerlos en cuenta como sujetos posibles, no sólo de sanciones judiciales, sino también de investigación, prevención y compromiso. Dados los diferentes formatos de ejercicio de la violencia, no existen hombres violentos y hombres no violentos hacia las mujeres como categorías dicotómicas

“Todos los hombres se encuentran en un algún punto del continuum violencia/ no violencia, y por eso todos ellos son —y deben ser— sujetos posibles de intervención en las estrategias de prevención”

BIBLIOGRAFÍA 

1. Ferrer Pérez, Victoria A.; Bosch Fiol, Esperanza; Navarro Guzmán, Capilla; Ramis Palmer, M. Carmen; García Buades, M. Esther. Los micros machismos o micro violencias en la relación de pareja: Una aproximación empírica Anales de Psicología, Vol. 24, Núm. 2, diciembre, 2008, pp. 341-352 Universidad de Murcia. España
2. Luis bonino. Micromachismo. Más allá de los maltratadores y de los factores de riesgo

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 31 marzo, 2012 en Uncategorized

 

¿Es suficiente el tratamiento antibiótico oral para niños con pielonefritis aguda?

Un ensayo aleatorizado no demostró la  inferioridad de la monoterapia con antibióticos por vía oral, en relación con la terapia secuencial intravenosa y oral, pero la evidencia que apoya el tratamiento oral solo como una opción se está calentando.

Los niños con pielonefritis aguda suelen recibir por vía intravenosa (IV), la terapia con antibióticos como tratamiento estándar inicial. A los 10 centros pediátricos en Francia, los investigadores asignados al azar a 171 niños (rango de edad, 1-36 meses) con su primer caso de pielonefritis aguda para recibir cefixima por vía oral durante 10 días o ceftriaxona IV durante 4 días, seguido de cefixima por vía oral durante 6 días (antibióticos secuenciales ). Todos los participantes tenían un ácido anormal dimercaptosuccínico (DMSA) gammagrafía resultado dentro de 8 días de diagnóstico y una concentración elevada de procalcitonina en suero.

Entre los 96 pacientes en un análisis por protocolo, la incidencia de daño renal, medido con DMSA 6 a 8 meses después del tratamiento, fue del 31% en el oral, cefixima independiente del grupo y el 27% en el grupo secuencial-terapia – una diferencia no significativa . El tamaño de la muestra era demasiado pequeño para demostrar la no inferioridad del tratamiento oral solo (un estimado de 349 niños habrían sido necesarios en cada grupo).

Comentario: A pesar de la contratación a partir de múltiples centros, el número de niños en este estudio no fue suficiente para demostrar la no inferioridad estadística del tratamiento con cefixima oral en monoterapia. Poco a poco, sin embargo, la evidencia de los ensayos de tratamiento antibiótico para la pielonefritis aguda está acumulando y sugiere que el tratamiento oral por sí sola podría ser una alternativa razonable para el estándar actual de atención: inicial de la terapia intravenosa con la transición posterior a la terapia oral ( JW Pediatr Adolesc Med 08 de abril 2005 ).

 
1 comentario

Publicado por en 31 marzo, 2012 en Pediatria, salud

 

¡A Comer!. ¿No será más fácil crear buenos hábitos que corregirlos?

¿Cuándo se deja de dar de mamar?
La leche humana es una fuente adecuada de nutrientes durante el primer año de vida y también después. La decisión de cuando acabar es de usted y de su hijo.
Los lactantes alimentados con leche materna tienen menos problemas de aceptación de nuevos alimentos al haber conocido distintos sabores a través de la leche de su propia madre.

Los nuevos alimentos se ofrecen sin forzar pero con insistencia
Hacia los 6 meses los distintos alimentos se ofrecen al bebé con paciencia y constancia. Ofrecer significa que si quiere lo come y si no lo quiere, no.
A veces es necesario ofrecer, sin obligar, hasta más de 10 ó 15 veces. Es mejor dejar pasar algún día entre los intentos. Se puede mezclar la nueva comida con sus alimentos favoritos o los ya conocidos. Así es más fácil que los acepte.
Los niños prefieren comidas que les son familiares y que han probado de pequeños. Hay que variar los menús e incluir a los niños en la mesa familiar cuanto antes.

¿Cuándo tiene que empezar a masticar? 
Entre los 6 meses y el año, aunque no tenga dientes. Primero serán los purés, pero poco a poco la comida puede tener algunos grumos cada vez más gruesos. Algunos bebés preferirán comer alimentos blandos en trocitos con sus propias manos.

¿Hasta cuándo el chupete y el biberón?
Hasta el año o poco más. Retirar cuando empiece a usar la taza, cuchara y tenedor.

Una dieta variada es más probable que sea completa y adecuada.
Lo que le gusta a la familia y sobre todo a la madre influye en lo que el niño toma. Come lo que ve que comen sus padres. Si no ha visto a su madre comer tomate o naranja es difícil que lo pida. Los padres deben dar ejemplo y tomar más fruta, verdura y pescado.
Aprenderá a comer alimentos sanos si la dieta familiar es variada. Es mejor comer poco de muchos alimentos que mucho de sólo unos pocos.
Culturas y familias diferentes toman platos distintos. Esto no significa que no tengan una alimentación saludable. Es mejor utilizar alimentos de temporada y de la zona geográfica donde se vive

Niños ¡a la mesa! Todos juntos y la tele apagada
Comer en familia, juntos, al menos una vez al día, debería ser un momento agradable. Disfrutar de la comida, en un ambiente distendido y tranquilo favorece la comunicación. Los niños aprenden por imitación a escuchar y compartir ideas, además de buenos modales a la mesa.
La tele sobra. El niño de poco apetito se distrae y no come. El comilón come sin darse cuenta de la cantidad. Niños y mayores tienen que comer lo mismo, solo varían las cantidades.

¿Comer por las buenas o por las malas?
Obligar a comer un determinado alimento es la mejor manera de conseguir que le coja manía. Al alimento, al tiempo de la comida y hasta a la persona que se lo impone. Nunca hay que obligar a comer todo lo que hemos puesto en el plato. Ni con promesas ni con castigos.
A veces se ofrecen alimentos dulces como premios o en situaciones de fiesta, mientras se les obliga a comer pescado o verdura por imposición. Eso aumentará el rechazo hacia los alimentos más saludables. Piense que el día del brécol o de las lentejas también puede ser una fiesta.
Cuide la presentación de los platos para que sea agradable y divertida. Si deja a los niños que ayuden en la compra o cocinen algunos alimentos, comerán con más gusto.

“Mamá no me llenes el plato”
La ración de comida debe estar de acuerdo con la edad. Los padres deciden la calidad y variedad de su alimentación, pero los niños eligen la cantidad. A veces los niños no “hacen bien” todas las comidas. Lo normal es que entre varias comidas del mismo día o de varios días se compensen y se consiga un aporte adecuado
Confíe en que comerán la cantidad que necesitan. No siempre coincidirá con la que nosotros creemos que deben comer.

La hora de comer y los picoteos
Conviene organizar un horario de comida adaptado al resto de la familia. Si el niño no come a su hora, no le dé un tentempié (zumo galletas, batidos…). Cuando llegue la hora de comer, estos productos, ricos en grasa y azúcar, le habrán quitado el apetito

El desayuno es la comida más importante del día 
Hay que desayunar bien para afrontar el día. Es bueno compartir unos minutos en una comida preparada entre todos. Recuerde incluir fruta, lácteos y cereales. Los niños que no desayunan rinden peor en el colegio y tienen riesgo de obesidad.

¿Jugar y andar es hacer ejercicio?
Sí. Anime a los niños al juego activo y espontáneo, saltar, brincar, correr. Hacen más ejercicio si se divierten y comparten la experiencia con familia o amigos

¿Los niños flaquitos están enfermos?
No hay un peso exacto e ideal para cada edad. La alegría y ganas de jugar nos dan también idea de su salud. No hay que obsesionarse con el peso. Su pediatra le dirá si su crecimiento va bien.
En los dos primeros años de vida no se debe limitar la “energía” de la dieta infantil, para asegurar el máximo desarrollo y crecimiento. Pero hay que respetar el apetito para evitar la sobrealimentación y la obesidad.

Las manos y los dientes limpios
Hay que lavarse las manos antes de comer y los dientes después. Y no está de más felicitar al cocinero o cocinera.

Fuente: Asociación Española de Pediatria de Atención Primaria

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 marzo, 2012 en nutricion, Pediatria, salud

 

Decálogo de la fiebre

Acerca de la fiebre de Nuestros hijos
1. La fiebre no es una enfermedad, es un mecanismo de defensa del organismo contra las infecciones, tanto las causadas por virus como por bacterias.
2. La fiebre por sí misma no causa daño cerebral, ni ceguera, ni sordera, ni muerte.
3. Algunos niños predispuestos (4%) pueden tener convulsiones por fiebre pero el tratamiento de la fiebre no evita estas convulsiones. Nunca se deberían dar medicamentos para bajar la fiebre con  este propósito.
4. Hay que tratar los niños febriles sólo cuando la fiebre se acompaña de malestar general o dolor. El ibuprofeno y el paracetamol tienen la misma eficacia para tratar el dolor y su dosificación debe realizarse en función del peso del niño y no de la edad. La combinación o alternancia de ibuprofeno y paracetamol no es aconsejable
5. El uso de paños húmedos, friegas de alcohol, desnudar a los niños, duchas, baños… para el tratamiento de la fiebre está desaconsejado.
6. No abrigar ni desnudar demasiado al niño con fiebre
7. El niño con fiebre debe estar bien hidratado. Hay que ofrecer frecuentemente líquidos y procurar
que éstos tengan hidratos de carbono (zumos de frutas, batidos, papillas, etc.).
8. No es aconsejable el uso de paracetamol o ibuprofeno tras la vacunación para prevenir las
reacciones febriles o locales.
9. Ni la cantidad de fiebre ni el descenso de ésta tras administrar ibuprofeno o paracetamol sirven
para orientar sobre la gravedad de la infección.
10. Debe vigilar signos de empeoramiento clínico y consultar con carácter urgente si su hijo presenta:
 Manchitas en la piel, de color rojo oscuro o morado, que no desaparecen al estirar la piel de alrededor.
 Decaimiento, irritabilidad o llanto excesivo y difícil de calmar.
 Rigidez de cuello.
 Convulsión o pérdida de conocimiento.
 Dificultad para respirar (marca las costillas y hunde el esternón, se oyen como silbidos cuando respira, respiración muy rápida, agitada, etc.).
 Vómitos y/o diarrea persistentes o muy abundantes que causen deshidratación (lengua seca, ausencia de saliva, ojos hundidos, etc.).
 Si no orina o la orina es escasa
 Siempre requiere consulta urgente la fiebre en un niño menor de 3 meses.

¿Cómo se trata?

Por lo dicho al principio, lo primero será plantearnos si hemos de tratar la fiebre. Lo que debemos tratar es el malestar que pueda producir y no tanto la fiebre en sí. Es decir, tratar al niño y no al termómetro. Lo más importante no es la fiebre sino el estado general (“la pinta”) del niño. Si juega y está contento es una señal de que se encuentra bien, aunque tenga fiebre, y no debe preocuparle demasiado, ni necesita ningún tratamiento.
Si el niño está molesto, para aliviarle puede:
Quitarle algo de ropa puede ayudar, pero no le desabrigue si dice que siente frío.
Bañarle con agua templada, pero nunca fría. Lo ideal es que el niño permanezca tranquilo unos minutos “a remojo”. Como es normal, vigilado por una persona mayor. No debe usar las compresas con alcohol.
Si el niño está incómodo, puede darle algún medicamento para bajar la fiebre y sobre todo aliviarle, que es el objetivo principal. Los más empleados son el paracetamol y el ibuprofeno. Si el niño es pequeño, usar en gotas o jarabe. Seguir las dosis y las normas que se aconsejan en el folleto del producto. Atienda más al peso que a la edad.
No es conveniente usar rutinariamente dos antitérmicos a la vez o de forma alternativa. Si el niño está contento, juega y no se encuentra mal, no hará falta dar antitérmicos aunque tenga fiebre. Tratando la fiebre no le curamos nada. Sólo intentamos que se encuentre menos molesto.
No hace falta despertar al niño si está dormido para administrarle un antitérmico. Actualmente se desaconseja el uso de ácido acetilsalicílico (Aspirina®) para el tratamiento de la fiebre en niños y adolescentes.
Ofrecerle líquidos con frecuencia para recuperar las pérdidas por el exceso de temperatura y prevenir así la deshidratación.
Los antibióticos no son útiles para tratar la fiebre ni las infecciones por virus que, por otra parte, son la causa más frecuente de fiebre en los niños.

Fuente: Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 marzo, 2012 en Pediatria, salud

 

Los varones fumadores pierden la función del cerebro más rápido a medida que envejecen

LONDRES (Reuters) – Los hombres que fuman sufren un descenso más rápido en la función cerebral a medida que envejecen que sus contrapartes no-fumadores, con su deterioro cognitivo tan rápido como alguien 10 años mayor, pero que evita el tabaco, informaron científicos.

En un gran estudio a largo plazo, los investigadores británicos encontraron que, si bien no parece haber ninguna relación entre el deterioro cognitivo y el tabaquismo en las mujeres, en los hombres, el hábito está vinculado a la declinación más rápida, con los primeros, como la demencia, dificultades cognitivas que muestran más pronto a la edad de 45 años.

La investigación se suma a una gran cantidad de evidencia acerca de los peligros a largo plazo del consumo de tabaco – un hábito al que la Organización Mundial de la Salud se refiere como “Una de las mayores amenazas de salud pública del mundo ha enfrentado”

Fumar causa cáncer de pulmón, que a menudo es fatal, y otras enfermedades respiratorias crónicas. También es un importante factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, el número uno mundial de los asesinos.

“A pesar de que eran conscientes de que fumar es un factor de riesgo para enfermedades respiratorias, cáncer y enfermedades cardiovasculares, este estudio demuestra que también tiene un efecto perjudicial sobre el envejecimiento cognitivo y esto es evidente ya en la edad de 45 años”, dijo Séverine Sabia, del University College Londres, quien dirigió el estudio y la publicó en la revista Archives of General Psychiatry.

En una entrevista dijo que una explicación para la diferencia de género encontrada en este estudio podría ser la mayor cantidad de tabaco fumado por los hombres, o el hecho de que había una proporción significativamente menor de mujeres que de hombres entre los que participan en la investigación.

El Equipo de investigadores  relacionaba los posibles vínculos entre la historia de tabaquismo y el deterioro cognitivo en la transición de la mitad de la vida hasta la vejez usando datos de 5.099 hombres y las mujeres 2.137 que están involucrados en un gran proyecto de investigación llamado Whitehall II del estudio, que se basa en los empleados de los británicos de la Función Pública.

La edad media de los que tomaron parte era de 56 cuando tuvieron su primera evaluación cognitiva.

El estudio utilizó seis evaluaciones de la condición de fumador de más de 25 años y tres evaluaciones cognitivas más de 10 años, y encontró que los fumadores mostraron un deterioro cognitivo más rápido que los no fumadores 10 años mayor que ellos.

“Una fumadora de 50 años de edad masculino muestra un deterioro cognitivo similar al de un varón de 60 años de edad, no fumador”, explicó Sabia.

También encontró que los hombres que dejan de fumar en los 10 años antes del punto primero las pruebas cognitivas se encuentran aún en mayor riesgo de deterioro cognitivo, especialmente en la función ejecutiva – que abarca varios complejos procesos cognitivos implicados en la consecución de un objetivo determinado.

A largo plazo los ex fumadores, sin embargo, no mostraron una disminución más rápida en sus funciones cerebrales o habilidades cognitivas.

Sabia dijo que más investigación se necesita ahora para averiguar por qué había una diferencia entre hombres y mujeres en este estudio, y para estudiar los posibles mecanismos que podrían vincular la disminución de la función cerebral con el tabaquismo.

(Reporte de Kate Kelland, editado por Patricia Avila)

Reuters Health
 
Deja un comentario

Publicado por en 30 marzo, 2012 en salud

 

Qué son las Fobias?

Descripción: miedos persistentes, irracionales sobre determinados objetos o situaciones.

Los adolescentes que sufren de una fobia suelen ser lo suficientemente maduro para reconocer que su miedo intenso desafío a la lógica, pero no son capaces de controlarlo.Las fobias que se observan con mayor frecuencia durante la adolescencia son la agorafobia, el miedo de salir de un ambiente familiar, como la casa de uno, la fobia social, el temor doloroso de humillar a sí mismo en público, y la fobia específica, un miedo crónico en una sola cosa o evento. Entre las fobias más comunes para acosar a los adolescentes son los temores de las serpientes, las alturas, las inyecciones de agujas, que vuelan en aviones y obtener bajas calificaciones.

Mientras el objeto de la fobia generalmente se puede evitar y no interrumpir un niño día a día de vida, el tratamiento puede no ser necesario. La fobia social, sin embargo, casi siempre se interpone en el modo de funcionamiento normal. Los jóvenes con fobia social pueden estar demasiado intimidados para hablar en el salón de clases o presentar un discurso. (El miedo a hablar en público es la manifestación más común de la fobia social.)

Esto es , no es lo mismo que la timidez. Muchas personas con fobia social son sociables y muy a gusto en torno a otros gran parte del tiempo. Pero la idea de asistir a una fiesta, entrando en la clase, o si cualquier número de situaciones puede enviar en un pánico. Con algunos adolescentes, la fobia social toma la forma de evitar la escuela. Se levantan por la mañana quejándose de diversas dolencias físicas, que no tan misteriosamente desaparecen una vez que están perdonados de tener que asistir a la escuela.

Los signos de una fobia

Uno o más de los siguientes síntomas o cuando se expone a pensar en el origen de la fobia:

  • palpitaciones
  • transpiración
  • temblor
  • náusea
  • diarrea
  • enrojecimiento facial
  • pensamientos perturbadores e imágenes

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 marzo, 2012 en Pediatria, salud

 

Trastornos de la Alimentación: Anorexia

La anorexia nerviosa afecta a un 0,5% a 1% de las mujeres en los Estados Unidos durante su vida. Aparte de la pérdida drástica de peso, los efectos de la anorexia incluyen la falta de menstruación , la desaceleración del metabolismo del cuerpo, y otros cambios físicos y psicológicos que se describen en las víctimas de hambre.

  • La temperatura corporal desciende y la piel es fría al tacto.
  • Las manos y los pies ven de color púrpura po los cambios en la circulación.
  • La cara y el cuerpo puede tener un tinte de color naranja por los cambios en la forma en que el hígado se encarga de los compuestos de vitamina A y afines que se encuentran en alimentos de color amarillo y naranja.

A pesar de una ingesta inadecuada de calorías lamentablemente, las personas con anorexia son a menudo muy animadas y llenas de energía. Pueden ejercer durante horas y horas para quemar las calorías a partir de algo que han comido. Muchos tienen problemas para dormir . La mayoría están muy estreñido , porque el metabolismo del cuerpo se ralentiza y la ingesta de alimentos, líquidos y de fibra no es suficiente para mantener el intestino en movimiento. Algunas personas con anorexia beben grandes cantidades de agua o encuentran maneras de añadir peso con objetos metálicos ocultos bajo la ropa antes de los exámenes médicos para tratar de ocultar la pérdida de peso.

Sin tratamiento , una persona con anorexia se desarrolla graves deficiencias nutricionales. En casos extremos (hasta el 5 de cada 100) el resultado final es la muerte debido a la anormalidad del corazón el ritmo provocando un ataque al corazón u otros efectos de la inanición.

Los padres preocupados

Si usted sospecha que su hijo está muriendo de hambre, o si alguien llama a su atención, debe rápidamente buscar ayuda profesional. Es posible que esté equivocado o excesivamente preocupado, pero puede que tenga razón, y la identificación precoz y el tratamiento mejora los resultados. La anorexia es una condición que amenaza la vida, y uno de sus signos es la incapacidad para reconocer el problema y su gravedad. La anorexia afecta la capacidad de una persona para tomar decisiones racionales sobre su propia salud. Uno de los enfoques más prometedores para el tratamiento es un método que pone a los padres a cargo de la realimentación de sus hijos, con educación, terapia y apoyo brindado por un equipo especialmente entrenado. La terapia para pacientes hospitalizados pueden ser necesarios para los casos más graves. Sin embargo, la consulta externa de gestión del comportamiento que se centra en la rehabilitación nutricional y la normalización de la conducta alimentaria con la ayuda de un equipo multidisciplinario es generalmente considerada como la mejor opción después de que el paciente es médica y nutricionalmente estable. Otros problemas psiquiátricos pueden ser identificados y deben ser evaluados y tratados por un experimentado profesional de salud mental .

Fases para la recuperación

Una persona bajo tratamiento para la anorexia nerviosa con frecuencia pasa a través de 3 fases.

  1. En primer lugar, el trastorno alimentario es en sí mismo el foco de atención.
  2. En segundo lugar, una mejora en la ingesta alimentaria se ve compensado por un cambio de actitud, la anoréxica se vuelve hostil y sombrío.
  3. Por último, la anorexia empieza a comer de manera más normal y es más agradable y cooperativo.

Una transición exitosa de la segunda a la tercera fase indica que la mejor oportunidad de recuperación a largo plazo, es decir, comer normalmente y mantener un peso adecuado.En esta etapa no es la restauración de la salud física y psicológica. Aproximadamente un tercio de las anoréxicas tienen problemas a largo plazo para hacer frente con los alimentos y la aceptación de un peso normal . Cuanto más joven sea el niño cuando la anorexia se desarrolla, el más pobre las posibilidades de recuperación. La intervención precoz tiene mejor pronóstico. La enfermedad y el tratamiento son relativamente duraderas ya largo plazo, pero la mayoría de las personas van a mejorar

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 marzo, 2012 en nutricion, Pediatria, salud

 
 
A %d blogueros les gusta esto: