RSS

Los bebés dormirían mejor si las vacunas se aplican por la tarde

01 Mar

(Reuters Health)

Los bebés de 2 meses duermen mejor cuando reciben las vacunas por la tarde y el sueño es una respuesta positiva a la inmunización, indica una nueva investigación.

Esto podría convertirse en una estrategia para ayudar a los pequeños a superar el malestar que pueden provocarles las vacunas, en lugar de tomar un fármaco para bajar la fiebre como se recomienda.

Después de recibir una vacuna, dormir es importante, según aseguró la autora principal, Linda Franck. El sueño “es un signo de respuesta a la vacuna y es importante maximizarla”, añadió.

Antes de la aplicación, a los bebés se les suele dar acetaminofeno, o paracetamol, para reducir cualquier aumento de la temperatura corporal y que se sientan mejor. Pero el equipo de Franck publica en la revista Pediatrics que el fármaco no ayuda a prolongar el sueño.

Los autores del estudio, de la University of California, en San Francisco, comprobaron su teoría al asignarles al azar a 70 bebés de 2 meses el uso o no del fármaco antes de la inmunización.

Los bebés recibieron varias vacunas, incluidas las que actúan contra el neumococo, la difteria, el tétanos y la pertusis (DTP), la influenza tipo B, la polio y la hepatitis B, que integran el calendario de vacunación que recomiendan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés).

Aunque a 25 bebés se les dio una dosis de acetaminofeno antes de las vacunas, la mayoría de los participantes terminó recibiendo el medicamento al momento de la aplicación o inmediatamente después para reducir la fiebre o el malestar.

Todos utilizaron un monitor en el tobillo para registrar el tiempo de sueño antes y después de las vacunas.

La mayoría de los bebés durmieron mucho más las 24 horas después de las aplicaciones que el día previo a ellas: 13 horas, comparado con menos de 12 horas, respectivamente. Y los bebés vacunados después de las 13.30 tendieron a dormir más que los vacunados antes de esa hora.

Los niños vacunados por la tarde durmieron 1,5 horas más que el día anterior, mientras que los bebés vacunados por la mañana descansaron apenas media hora más que la jornada previa.

La cantidad de dosis de acetaminofeno administradas no influyó en la cantidad de descanso de los niños.

ESTUDIO PREVIO CUESTIONA EL ACETAMINOFENO

El doctor Jason Homme, pediatra de la Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota, opinó que los resultados aportan otro motivo para pensar bien antes de utilizar el acetaminofeno de manera preventiva con las vacunas.

Homme, que no participó del estudio reciente, mencionó una investigación del 2009 que reveló que el fármaco reduce la respuesta inmune a las vacunas, dijo: “Eso nos hizo reconsiderar la indicación (del acetaminofeno) de manera preventiva”.

El experto agregó que aún se desconoce la importancia del sueño sobre la respuesta inmune de los niños a las vacunas.

Franck señaló que le gustaría confirmar sus nuevos resultados con otro estudio y manifestó que , en caso de lograrlo, “sería muy sencillo organizar la aplicación de la primera vacuna de los bebes por la tarde para que pasen menos tiempo con malestar y puedan dormir mucho más”.

 Link artículo>>

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 1 marzo, 2012 en Pediatria, salud

 

Dime que opinas:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: