RSS

Medidas sencillas protegen a los niños de las mordeduras de perros

11 Jul

Cada año, más de 4.7 millones de personas, sobre todo niños, son mordidas, señalan los expertos. Medlineplus

Más de la mitad de las 4.7 millones de personas mordidas por perros cada año en EE. UU. son niños menores de 14 años.

Entre los niños, la tasa de lesiones relacionadas con una mordedura de perro es más alta entre los que tienen de 5 a 9 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Para ayudar a proteger a los niños, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece consejos de seguridad para los dueños de perros y los padres.

•Elija una raza que tenga una reputación de ser amigable con los niños. Nunca se sabe con toda certeza cómo se comportará un perro, pero los expertos recomiendan razas como los collies y los labradores. Pregunte a un veterinario sobre la conducta típica de ciertas razas antes de llevar el perro a casa.

•Socialice al perro exponiéndolo constantemente a distintas personas y a otras mascotas, de forma que se sienta cómodo en una variedad de situaciones.

•Entrene al perro para que obedezca las órdenes. Evite los juegos agresivos, como las luchas y tirar de la cuerda, que podrían reforzar las malas conductas.

•Vacune a su perro contra la rabia y otras enfermedades, y castre al perro, lo que puede reducir la agresividad.

•Nunca deje a un bebé o niño pequeño solo con un perro.

•Enseñe a los niños a tener cuidado con los perros. Evite correr delante del perro y molestarlo mientras duerme, come o cuida a los cachorros.

•No deje que los niños se acerquen a un perro sin primero pedirle permiso al dueño. Los niños primero deben permitir que el perro los huela, y evitar tocar la cara, cabeza y cola.

•Se debe decir a los niños que si un perro los amenaza, deben permanecer calmados, evitar el contacto visual y quedarse quietos hasta que el perro se vaya, o retroceder lentamente. Si eso no funciona y el perro los tira, los niños deben ponerse en posición fetal y proteger sus caras con las manos.

Los niños que han sido mordidos por un perro deben limpiarse la herida con agua y jabón. Las heridas más grandes necesitan atención médica inmediata. Si es posible, póngase en contacto con el veterinario del perro para revisar el expediente de vacunas.

FUENTE: The American Academy of Pediatrics, news release, June 26, 2012

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 11 julio, 2012 en Pediatria, salud

 

Dime que opinas:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: