RSS

Obesidad en la infancia: ¿Una epidemia o dos?

17 May

Obesidad-infantil-informacionCientíficos han comparado datos de niños contemporáneos con los de la década de 1980. Descubrieron que el incremento de la obesidad en los niños muy pequeños en gran parte se ha restringido a la minoría con padres obesos. Los preescolares como grupo no han cambiado. En cambio, la obesidad en adolescentes no se ha restringido solamente a los que tienen padres obesos, sino que ha ocurrido en todo el grupo de edad. Esta nueva investigación podría tener repercusiones de gran alcance en las iniciativas para reducir la epidemia global de obesidad infantil, ya que señala que se necesitan enfoques muy diferentes en las diversas etapas del desarrollo.

Una nueva investigación ha indicado que la obesidad en los niños tiene causas muy distintas a diferentes edades. La investigación, dirigida por la Escuela Médica de la Universidad de Exeter y parte del Estudio EarlyBird, podría tener repercusiones de gran alcance en los intentos por reducir la epidemia global de obesidad infantil, pues indica que se necesitan enfoques muy diferentes en diversas etapas del desarrollo.

En un estudio publicado en International Journal of Obesity, los científicos compararon datos de niños contemporáneos con los de la década de 1980, descubrieron que el aumento de la obesidad en los niños muy pequeños en gran parte se ha restringido a la minoría con padres obesos. Los niños preescolares como grupo no han cambiado. Por el contrario, la obesidad en los adolescentes no se ha restringido a los que tienen padres obesos, sino que ha ocurrido en todo el grupo de edad.

El Profesor Terence Wilkin, de la Escuela Médica de la Universidad de Exeter, quien dirigió el estudio, dijo: «La obesidad infantil es uno de los problemas de salud más importantes de nuestro tiempo. Para que podamos implementar estrategias para la intervención eficaz, debemos primeramente comprender la causa. Este estudio indica por primera vez que la obesidad infantil tiene diferentes causas, lo que depende de la edad del niño. Ahora necesitamos más estudios para explorar esto con más profundidad, ya que podría tener repercusiones importantes para la atención a la salud».

Antes de principios de la década de los 80, la obesidad infantil se mantenía en cerca de 5%, pero para el 2010 se había disparado a 16%. Al principio, la investigación en salud se enfocaba en gran parte en los últimos años, pero estudios recientes han indicado la importancia de la nutrición del lactante. El estudio EarlyBird apunta a diferentes causas distintivas entre lactantes y adolescentes. El equipo de investigación analizó las trayectorias en el índice de masas corporal de dos series equivalentes de datos, separadas por un lapso de 25 años. Analizaron la serie de datos sobre índice de masa corporal recopilados en la década de 1980 que se utilizó para establecer las Normas de Crecimiento Británicas de 1990. Compararon con determinaciones del índice de masa corporal (IMC) de 307 niños de la cohorte de EarlyBird, en quienes se efectuó la determinación anualmente entre 2000 y 2012.

El estudio no reveló diferencias entre los pesos al nacer de los dos grupos, pero hacia la edad de 5 años se observó un incremento importante en la proporción de niños obesos en el grupo EarlyBird —4% de los niños y 5% de las niñas— en comparación con solo 2% en la cohorte previa. Ambos géneros sexuales en la cohorte de EarlyBird continuaron aumentando de peso cada año de manera que hacia los 16 años 11% de los niños de EarlyBird y 16% de las niñas tenían obesidad. Lo que la investigación reveló, de manera muy inesperada, fue que las causas del aumento de peso en preescolares eran diferentes a las de los adolescentes.

El incremento de las cifras de obesos hacia los 5 años se derivó en gran parte de los niños de padres obesos y no se observó en el resto de la población. Fuera de los prescolares de padres obesos, hubo poco cambio en el IMC durante una generación. En los niños mayores el equipo también se observó un incremento de la obesidad, pero esta vez afectó a todo el grupo de edad, independientemente de la paternidad.

Los datos señalan que la paternidad es la influencia fundamental en el aumento de peso en los años iniciales, en tanto que más tarde la superan las influencias más generales (grupo de compañeros). Es posible que las estrategias de salud pública tengan que ajustarse en forma correspondiente.

Referencias:

M Mostazir et al, Childhood obesity: evidence for distinct early and late environmental determinants A 12-year longitudinal cohort study (EarlyBird 62). International Journal of Obesity, 2015; DOI: 10.1038/ijo.2015.68

Fuente: Science Daily

Tomado de Medcenter

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 mayo, 2015 en Uncategorized

 

Dime que opinas:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: